InicioÍndiceRevistero por temasSuscripciónEvaluación   Revista de salud laboral para delegadas y delegados de prevención de CC.OO.
ISTASBuscarBúsqueda avanzadaInformaciónContacto
noticias
todas pex al día actualidad científica prensa

prensa Un tribunal no ve acoso sexual en besos y tocamientos indeseados

El País (Madrid) // 10/10/2012 21:59:58

Un día le dio un beso en los labios. Otros le acariciaba la pierna. O el pelo. Más tarde, el farmacéutico también abrazó sin ella quererlo a otra de sus empleadas. A pesar de sus quejas, en otra ocasión le dio palmadas en las nalgas. También les escribía cartas. “Sueño con el roce de tu piel, con su color, con el perfume que exhala”, le escribió a una de ellas. “Eres la mujer de mi vida”, le había escrito a la otra. Las dos trabajadoras de una farmacia de Madrid le denunciaron por acoso y el hombre fue condenado a tres meses y dos días de prisión y a indemnizarlas con algo más de 11.200 euros. Pero la Audiencia Provincial de Madrid desestima la condena y ha absuelto al farmacéutico al entender que no hubo acoso sino, en todo caso, abusos. Un delito más grave, pero por el que no estaba acusado y, por tanto, por el que no se le podía condenar.

El artículo 184 del Código Penal considera acoso “el que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Los magistrados no estiman que las situaciones descritas por las mujeres —que sufrieron depresión— puedan ser suficientes para configurar esa situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante que marca la ley. Tampoco consideran que actitudes como las palmadas en las nalgas, acariciar la pierna o el pelo o rozar el cuerpo con el de otra persona supongan una proposición de una relación sexual, sino “la realización de actos de contenido sexual”. De ahí, dice, “podrían constituir el supuesto fáctico de una condena por delitos de abusos sexuales”.

Leer más

pEx al día Tribunales: Las mujeres de los trabajadores expuestos a amianto también son víctimas

08/10/2012
Esta semana se celebra el Madrid un juicio importante para las víctimas del amianto porque aborda el caso de dos esposas de extrabajadores de la factoría de Uralita en Getafe (Madrid) enfermas de mesotelioma pleural, un tipo de cáncer que únicamente se desarrolla por inhalación de fibras de amianto. Milagros Sánchez, una de las afectadas, falleció recientemente por este motivo. Las mujeres de estos trabajadores lavaban en casa la ropa que contenía las fibras de amianto.
Leer más

pEx al día Se presenta SILIKOSIA, la primera asociación de nuevos afectados por la silicosis en el País Vasco

04/10/2012
Los trabajadores y trabajadoras que han enfermado de silicosis recientemente por la ausencia de medidas preventivas en sus lugares de trabajo han decidido asociarse y defender, entre otras cuestiones, la prohibición de los aglomerados de cuarzo con más de un 20% de sílice cristalina. CCOO ha apoyado y animado la iniciativa, como ocurrió en su día con los afectados por exposición al amianto.
Leer más

prensa Los besos no consentidos en el trabajo no son acoso

Expansión // 03/10/2012 23:36:29

Propinar "palmadas en las nalgas, tocamientos y besos inconsentidos" no son conductas que puedan calificarse legalmente como "acoso sexual". Así lo entiende la Audiencia Provincial de Madrid que, en una sentencia del 9 de julio, absolvió al titular de una farmacia al que dos empleadas habían acusado de estos actos.

El tribunal explica que el relato de los hechos no contiene referencia a que el ánimo del acusado fuera el mantenimiento de relaciones sexuales, sino sentimentales y “amorosas”, lo que “puede implicar o no tratos de carácter sexual”. La sentencia llega a la conclusión de que las conductas antes señaladas “no implican la proposición de ninguna relación sexual (acoso) sino que suponen la realización de actos de contenido sexual” propias del delito de abusos sexuales del artículo 181 del Código Penal.

Congruencia
Sin embargo, tampoco por esta vía se logra la condena, porque no había sido acusado por estos cargos y no es posible dictar un pronunciamiento de condena por unos hechos sobre los que no existe acusación previa. “Debe prevalecer el deber de congruencia entre acusación y fallo en una resolución judicial”, explica la Audiencia.

A lo largo de la sentencia, se incide en que para el tipo de acoso sexual, “no basta con la proposición de actos sexuales”, sino que “es necesario, además, que tal comportamiento provoque a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”, algo que tampoco aprecia el tribunal.

Distinta fue la valoración que hizo el Juzgado de lo Penal 1 de Alcalá de Henares al que acudieron inicialmente las víctimas y que, aplicando el artículo 184.2 del Código Penal, había condenado previamente al titular de la farmacia a las penas de tres meses y 22 días de prisión y al pago de una indemnización de 11.000 euros a cada una de ellas.

""""

Leer más

prensa Un 10% de los europeos ha faltado a su trabajo por una depresión

La Razón - Salud // 03/10/2012 19:07:47

Así se desprende de los resultados de un sondeo realizado en siete países europeos (Reino Unido, Alemania, Italia, Dinamarca, Turquía, España y Francia) con más de 7.000 individuos, que ha revelado que los empleados con más probabilidades de faltar al trabajo por este trastorno son los de Alemania (61%), Dinamarca (60%) y Reino Unido (58%).

La tasa más alta de la enfermedad se encontró en Reino Unido, donde hasta un 26 por ciento de los empleados habían sido diagnosticados con el trastorno y, en cambio, la tasa más baja fue en Italia, con 12 por ciento.

Un estudio en 2010 calculó que el coste de esta enfermedad mental en la Unión Europea, principalmente por la pérdida de productividad causada por la baja laboral o bajo rendimiento, era de 118.000 millones de dólares (unos 91.000 millones de euros).

Este nuevo informe ha mostrado que de media se pierden 36 días laborales por cada episodio de depresión, aunque las cifras nuevamente varían, desde 41 en el Reino Unido a 23 en Italia.
En todos los países analizados, uno de cada cuatro empleados con depresión admitió que no había informado sobre la enfermedad a su empresa, y uno de cada tres de éstos reconocía que, si lo hablaba con su jefe, pondría en riesgo su empleo.

El doctor Vincenzo Cotigliola, presidente de la EDA, ha reconocido a la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press, afirma que "los resultados del sondeo muestran que es necesario hacer mucho más para incrementar la concienciación y ayudar a los empleados y empleadores a reconocer y manejar la depresión en los lugares de trabajo".

Leer más
Páginas:  1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | 41 | 42 | 43 | 44 | 45 | 46 | 47 | 48 | 49 | 50 | 51 | 52 | 53 | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 | 64 | 65 | 66 | 67 | 68 | 69 | 70 | 71 | 72 | 73 | 74 | 75 | 76 | 77 | 78 | 79 | 80 | 81 | 82 | 83 | 84 | 85 | 86 | 87 | 88 | 89 | 90 | 91 | 92 | 93 | 94 | 95 | 96 | 97 | 98 | 99 | 100 | 101 | 102 | 103 | 104 | 105 | 106 | 107 | 108 | 109 | 110 | 111 | 112 | 113 | 114 | 115 | 116 | 117 | 118 | 119 | 120 | 121 | 122 | 123 | 124 | 125 | 126 | 127 | 128 | 129 | 130 | 131 | 132 | 133 | 134 | 135 | 136 | 137 | 138 | 139 | 140 | 141 | 142 | 143 | 144 | 145 | 146 | 147 | 148 | 149 | 150 | 151 | 152 | 153 | 154 | 155 | 156 | 157 | 158 | 159 | 160 | 161 | 162 | 163 | 164 | 165 | 166 | 167 | 168 | 169 | 170 | 171 | 172 | 173 | 174 | 175 | 176 | 177 | 178 | 179 | 180 | 181 | 182 | 183 | 184 | 185 | 186 | 187 | 188 | 189 | 190 | 191 | 192 | 193 | 194 | 195 | 196 | 197 | 198 | 199 | 200 | 201 | 202 | 203 | 204 | 205 | 206 | 207 | 208 | 209 | 210 | 211 | 212 | 213 |